"/>

Salina Turda: Increíble Mina de Sal en Rumanía convertida en Museo

Salina Turda

La región histórica de Transilvania ha sido asociada con los vampiros durante mucho tiempo. Sin embargo, hay algo en Transilvania que es anterior incluso a las leyendas de los demonios chupadores de sangre: en la zona se ha producido la extracción de sal desde la época romana. Salina Turda es un ejemplo de una antigua y maravillosa mina de sal, ahora museo y centro de haloterapia – con un toque distintivamente moderno.

Además de la preservación de las instalaciones mineras históricas, Salina Turda tiene algunos placeres inesperados. Ahora se parece mucho a la guarida de un villano de James Bond.

Desde su reapertura en 1992 se ha convertido en una especie de parque temático del inframundo. Los visitantes juegan al minigolf, petanca y billar o simplemente se relajan en los baños futuristas y respiran en el ambiente salado que muchos consideran que es beneficioso para la salud, todo esto a cientos de metros bajo el suelo.

Incluso puedes montar en una especie de noria gigante…

…o jugar una partida en este campo de fútbol para ciegos.

Aunque los arqueólogos han encontrado evidencias de la mina romana original, lo que vemos hoy es el resultado de la actividad que continuó en el 1800. La mina está dividida en secciones que son minas en sí mismas. La más cercana a la superficie es la Mina de Rudolf, a la que se puede llegar por medio de un ascensor panorámico (¡o puedes usar las escaleras!). La cueva es de 50 metros de ancho y 80 metros de largo y data de 1868. Estalactitas de sal, que crecen hasta tres metros de largo antes de que su propio peso las rompe, se forman en un lado de esta enorme caverna.

A muchos lo que realmente les impacta es la Mina Terezia que fue creada con la forma de un gran cono y alcanza los 120 metros en el suelo. Esta parte de la mina se remonta a 1690 cuando fue explotada por primera vez a una escala verdaderamente industrial. Además de las áreas que recrean la era espacial esta mina es el hogar de un lago con una isla en el medio. La isla fue formada por los residuos de sal que fueron arrojado allí desde 1880 (a pesar de que se utilizó en la guerra del 39-45 como un refugio subterráneo para la población local.)

Sin embargo, los diseñadores de la mina en su forma actual no deseaban destruir la historia, querían introducir su propia marca. James Bond a aparte, el área recreativa de la mina ahora se ve como algo del futuro y mucho menos del pasado.

Hay incluso un teatro con capacidad para varios cientos de personas…

…así como una bolera para los más inclinados hacia el deporte.

Se ha llevado un gran cuidado para conservar el aspecto histórico de la mina. La capilla creada por los mineros sigue en su lugar y gran parte del interior, con incrustaciones de sal, está en gran medida de la misma forma en que estaba en el apogeo de la mina.

Aunque la mina operó hasta la tercera década del siglo XX, fue en declive desde la década de 1840 cuando minas más grandes se abrieron en la cercana Ocna Mures. La calidad de la sal que se extraía se había deteriorado tanto que el depósito había sido infiltrado por la arcilla. Sin embargo, eso no impidió que algunas inmensas obras sucediesen dentro de la mina – en 1853 una galería de transporte (llamada Franz Joseph) de casi mil metros fue excavada para facilitar el fácil transporte de sal a la superficie. La mitad de esa galería se utiliza ahora para almacenar queso mientras madura.

La Primera Guerra Mundial (1914-1918) vio un pico de la producción en Salina Turda cuando las fuerzas armadas de Rumanía exigían grandes cantidades de sal. Sin embargo, una vez que la guerra terminó la suerte de la mina se redujo hasta que ésta se cerró en 1932. Corre el rumor de que el trabajo de esclavos fue utilizado en la mina, pero no hay constancia histórica que lo demuestre. De hecho, los trabajadores eran contratados en un contrato anual aunque no se les pagaba tanto como a los trabajadores agrícolas a pesar del trabajo arduo y peligroso que tenían entre manos.

Hoy en día, el mundo subterráneo de Salina Turda ya no tiene el eco del sonido de la mano de obra. Leyenda, historia y diseño increíble se fusionan entre sí para proporcionar una experiencia única e inolvidable a sus visitantes.

Más imágenes de Salina Turda

Si te has quedado con ganas de más imágenes echa un vistazo a Flickr

Vídeos de Salina Turda

Si te gustan este tipo de lugares no te pierdas la La Mina De Sal De Wieliczka de la que hablé anteriormente, seguro que te sorprende ;)

Visto en kuriositas

Licencia Creative Commons
Salina Turda: Increíble Mina de Sal en Rumanía convertida en Museo por Viajeros del Misterio, a excepción del contenido de terceros y de que se indique lo contrario, se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Attribution-ShareAlike 4.0 International Licencia.

Luis Antonio Linares Santos

Administrador informático y auxilar de diseño gráfico, he estado en diversas empresas del sector privado y público con trabajos relacionados con la informática y el diseño web. Un buen día decidí adentrarme en el mundo del ciberespacio a través de las páginas webs y aquí estoy xD Aficionado a la informática, la música y la naturaleza. By Luis on Google+

You may also like...

Comentarios

Loading Facebook Comments ...

¿Dejas un comentario? :)

Loading Disqus Comments ...
%d personas les gusta esto: